Una comisión contra la corrupción con capacidades reducidas

El nuevo comisionado encargado de la Comisión Presidencial Contra la Corrupción Oscar Dávila, es un ex fiscal respetado y reconocido por su trabajo en distintas instituciones, entre ellas con la embajada de Estados Unidos en dónde laboró tras su salida como viceministro de gobernación.

Pese al perfil que tiene, sus capacidades al frente de la Comisión se vieron reducidas la semana anterior al modificar algunos aspectos como la contratación de su personal y la gestión de sus recursos.

Dávila no tendrá el control sobre el personal y su presupuesto y esto estará a cargo de la Secretaría General de la Presidencia Leyla Lemus.

El hecho de no tener control sobre el personal que se contrata podría debilitar la comisión según algunos analistas debido a los intereses y la falta de control sobre su personal de confianza, de igual manera con el manejo del presupuesto.

Sin embargo, el vicepresidente ha salido en defensa de esta modificación al señalar que la capacidad de operación no fue modificada.

¿Crees que el no poder tener control sobre su personal o el presupuesto podría operar de igual manera la comisión contra la corrupción?

¿Por qué crees que se modificaron estos aspectos y le retiraron la capacidad de contratación de su personal al nuevo comisionado?

¿Consideras que a pesar de esto la comisión podría dar resultados en su lucha contra la corrupción?

¿Te gustó esta publicación?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Compártelo en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Comentarios:

Te puede interesar:

Recibe lo último de polígrafo en tu mail.