Víctimas denuncian irregularidades en casos de violación

Víctimas denuncian irregularidades en casos de violación

Al calvario que representa interponer una denuncia por violación en Guatemala, se suman irregularidades en los procesos, denuncian algunas víctimas. Esta mañana el Sistema Penitenciario confirmó que Diego Ariel Stella, quien enfrenta cargos por la violación de Verónica Molina, no guarda prisión preventiva en Chimaltenango, como había ordenado la jueza inicialmente, sino en Mariscal Zavala. También hoy El Periódico publicó una nota, en la que una estudiante relata que el maestro que la violó solo recibió medidas sustitutivas, y probablemente continúa dando clases.

Tanto en el caso de Verónica Molina, como en el de la estudiante identificada como Alicia por El Periódico, tienen un denominador común. El cual es Claudia Paniagua Pérez, magistrada suplente de la Corte de Constitucionalidad, ha ejercido como defensora de los acusados, lo que habría logrado para ellos algunos beneficios, como que inicialmente el delito de Stella fuera tipificado como “agresión sexual” y no como violación; o que al maestro se le otorgaran medidas sustitutivas.

Molina saltó a los titulares hace algunas semanas, cuando publicó en redes sociales un video en el que denunciaba públicamente a Stella, por una violación ocurrida en Antigua Guatemala en marzo pasado. En el video narró, además, el calvario que vivió durante una audiencia en la que su testimonio fue prácticamente desestimado. Finalmente, el 3 de septiembre, el Juzgado de Instancia Penal, a cargo de Lidia Pérez, revocó medidas sustitutivas y tipificó el caso como violación, por lo que enviaría a Stella al Preventivo de Chimaltenango.

El caso dio un nuevo giro esta mañana al confirmarse que Stella no guarda prisión en Chimaltenango. Según el medio, La Cuerda, el mismo 3 de septiembre, la jueza Pérez ordenó su traslado a Mariscal Zavala. En dicha cárcel usualmente se recluye a políticos acusados de corrupción, pero no a los acusados de violación, quienes son enviados a otros centros preventivos.

Por otro lado, El Periódico recopiló el testimonio de Alicia, una joven que, mientras cursaba Primero Básico en el Instituto Nacional de Educación Básica de San Lucas Sacatepéquez, fue violada por un maestro identificado como Alan Oseida. Junto a él, Carlos Reyes y Edwin Zúñiga, también profesores de ese centro educativo, enfrentan cargos por violación continuada desde 2019. Sin embargo, a los tres se les otorgaron medidas sustitutivas y posiblemente el Ministerio de Educación solo los haya traslado a otro instituto.

De acuerdo con las declaraciones de la víctima en su ejercicio como defensora, Paniagua habría tratado de retrasar el caso, además de buscar una conciliación mediante el resarcimiento económico. De momento, la joven se encuentra a la espera de una nueva audiencia.

¿Qué opinas de la forma en la que opera el sistema de justicia en los casos de violación?

¿Crees que la figura de una magistrada suplente como defensora puede cambiar el curso de un caso?

¿Te gustó esta publicación?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Compártelo en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Comentarios:

Recibe lo último de polígrafo en tu mail.